José Mancebo: "Ser proactivos y segmentar la oferta es una de las claves del éxito de la Costa Blanca”

El director del Patronato de Turismo Costa Blanca desgrana el trabajo y la hoja de ruta de la entidad para mantener a la provincia como una referencia turística todo el año

José Mancebo: "Ser proactivos y segmentar la oferta es una de las claves del éxito de la Costa Blanca”
27/02/2024 -

El turismo es uno de los grandes dinamizadores de la economía. Esa realidad es todavía más palpable en rincones como la provincia de Alicante, donde la actividad turística supone el gran motor económico. “Es un sector de sectores”, reconoce José Mancebo, director del Patronato Provincial de Turismo de la Costa Blanca. En el inicio de su décimo año en el cargo, conversamos junto a Mancebo sobre la evolución del turismo en la provincia, la profesionalización del sector, la vertebración de la oferta de interior, el avance de las nuevas tecnologías y las líneas estratégicas del Patronato para afrontar retos como la desestacionalización o la sostenibilidad. 

¿Qué elementos convierten a la provincia en uno de los destinos preferidos por los turistas?

El distintivo principal de la Costa Blanca es su producto de sol y playa para períodos más largos de los habituales. Se pueden disfrutar de las mejores playas, probablemente de mundo, y no ​te ​lo ​digo ​en ​plan ​chovinista, ​sino ​que ​​año ​tras ​año ​se ​confirma ​con ​el ​número ​de ​banderas ​azules ​en ​playas ​y ​puertos ​deportivos. A ​partir ​de ​ahí, ​la ​locomotora empieza ​a ​tirar ​de ​otros ​productos ​turísticos a través de ​la ​Estrategia ​de ​Destino ​Maduro. ​El ​Patronato ​Costa ​Blanca ​depende al ​100% ​de ​la ​Diputación ​de ​Alicante, que tiene ​una ​labor ​fundamental como ​es ​la ​vertebración ​de ​la ​provincia ​y ​en ​especial ​la ​defensa ​de ​los ​servicios ​de ​los ​municipios ​más ​pequeños. ​Nuestra ​responsabilidad ​es ​que ​la ​marca ​Costa ​Blanca ​sea el motor del interior y de otros productos, y eso se ha conseguido con la diversificación de la oferta para luchar ​progresivamente ​con ​esa ​temida ​estacionalidad.​ Somos un destino abierto todo el año, sin estar anclados a periodos vacacionales concretos y esa es una de las diferencias fundamentales.

En FITUR 2024 más de 60 municipios tuvieron su espacio para exposiciones, se realizaron más de 35 reuniones profesionales, numerosas presentaciones… ¿Qué balance hace el Patronato de la feria este año?

Ha ​sido ​una ​feria ​muy ​exitosa a nivel profesional y frenética en cuanto al público. Yo nunca había visto tanta afluencia en las horas finales del día, en torno a las 18h o 19h. Por lo que respecta a la participación de los municipios, tan solo decir que fue excelente, pero también con el trabajo que se ha realizado con los​medios ​de ​comunicación, ​las ​actividades ​que ​hemos ​hecho ​en ​IFEMA, ​la ​actividad ​que ​hicimos ​fuera ​a ​nivel ​gastronómico ​en ​el ​centro ​de ​Madrid… El balance es muy positivo. FITUR se está compartimenando últimamente como en franquicias de producto y hay ediciones especiales como el LGTB, Future Sports o Future Cine y la provincia ha tenido presencia en todas ellas.

¿Cuáles son las líneas estratégicas y la hoja de ruta del Patronato durante este 2024?

Nos encontramos ​en ​un ​momento ​en ​el que, por supuesto, ​no ​renunciamos ​​al ​crecimiento, ​pero ​​creemos ​que ​nuestro plan ​de ​actuación ​tiene ​que ​tener ​fundamentalmente ​dos ​palancas estratégicas: ​sostenibilidad e ​innovación. Y ​dentro ​de ​la ​sostenibilidad ​queremos ​trabajar ​especialmente ​la ​accesibilidad, ​en ​​términos ​de ​sostenibilidad ​social y medioambiental. ​El objetivo es potenciar ​las ​zonas ​más ​despobladas ​o ​las ​zonas ​de ​interior, y en cuanto a la innovación creo que estamos en una ​especie ​de ​fiebre ​de ​la ​inteligencia ​artificial ​y somos la entidad que debe ​ayudar ​a ​los ​municipios ​a ​que ​permeabilice ​esa herramienta ​y aplicar las nuevas tecnologías a su oferta. Hay un par de convocatorias para conseguir financiación para mejorar en este aspecto a las que queremos concurrir.

En este sentido, siempre ha defendido la importancia del diálogo colaborativo para tejer alianzas entre instituciones. ¿Se está progresando para conseguir una estrategia conjunta entre todos los agentes implicados?

Con Toni Pérez, ya desde su papel de Alcalde y ahora como Presidente de la Diputación y del Patronato, siempre hemos hablado ​del ​Objetivo de Desarrollo Sostenible ​17, que es el de tejer alianzas. ​Es ​casi ​una ​obsesión, ​pero ​es ​que ​el ​turismo ​no ​se ​puede ​trabajar ​de ​otra ​manera. ​No se trata de un discurso fácil, sino que ​es ​una ​creencia y una ​forma ​de ​trabajo. ​La ​imagen ​del ​destino ​se debe trabajar ​cohesionando ​la ​identidad del territorio, y esto no se consigue ​​si ​los ​actores ​no ​se ​sienten ​implicados ​en ​el ​proyecto. ​El ​turismo ​es ​un ​sector ​de ​sectores ​que ​tiene ​que ​mirar ​hacia ​el ​comercio, hacia ​el ​transporte, ​​hacia ​las ​infraestructuras y hacia ​la ​gestión ​​local. ​Hace poco ​hicimos ​una ​jornada ​con ​la ​ruta ​del ​vino y en este caso son ​los ​productores los que ​están ​implicados. ​​Esa ​visión ​transversal ​solamente se ​trabaja ​teniendo ​líneas ​siempre ​abiertas ​y sabiendo ​escuchar ​mucho. La ​administración ​tiene ​que ​intentar ​asumir ​un ​papel ​de ​liderazgo ​desde ​atrás, sin molestar y respaldando a los sectores productivos buscando esa ​coherencia ​o ​ese ​interés ​general.

Los datos de diferentes portales arrojan un 2023 muy positivo en cifras turísticas y una previsión creciente de cara a 2024. ¿Cuál es el diagnóstico actual del turismo en la provincia de Alicante?

Sin duda, son unos datos tremendamente positivos. Si utilizamos términos de un análisis DAFO creo que poco a poco hemos ​potenciado nuestras ​fortalezas ​y minimizado ​las ​debilidades. ​El ​destino ​Costa Blanca está ​jugando ​ya ​a valor ​y ​no ​a precio, y ​esto ​en ​términos ​económicos ​es ​muy ​importante. Luego ​en ​la parte de las ​amenazas ​y ​las ​oportunidades, ​que​ a ​nosotros ​nos ​gusta ​transformarlas ​en ​retos, es indudable que ​hay ​una ​serie ​de ​cuestiones ​que ​tienen ​que ​ver ​con ​el ​cambio ​climático, ​la ​situación ​geopolítica, ​la ​competencia ​desleal que está afectando también a otros sectores como puede ser la agricultura… ​Esos ​son ​los ​retos ​de ​esta ​globalización, y desde el Patronato ​tratamos de afrontarlo con planificación, ​implicando ​a ​los ​actores y ​trabajando ​diariamente ​con ​el ​sector. ​Nuestro posicionamiento ​como ​Costa ​Blanca es ​muy ​fuerte y está muy ​cohesionado, ya que todo el ​destino trabaja como una especie de ventanilla única independientemente ​de ​quién ​lleve ​la ​iniciativa, ya sea ​local, provincial o autonómica.

La sostenibilidad es posiblemente el eje más importante en materia turística, ya no solo desde el punto de vista medioambiental, sino también social, cultural o económico. ¿De qué forma afronta el Patronato este desafío?

Estamos ​en ​un ​punto que ​tenemos ​que ​ir ​aprendiendo ​a ​gestionar ​el ​éxito, ​especialmente ​en ​las ​temporadas ​altas. ​Hay que hacer ​compatible ​el ​tráfico ​aéreo, ​​marítimo y ​terrestre ​con ​el ​día ​a ​día ​del ​residente ​y ​del ​ciudadano. ​Hay que promover ​la ​sostenibilidad ​social ​de ​la ​oferta, ​​pero ​también ​de ​la ​demanda. ​que ​forma ​parte ​de ​un ​ecosistema. ​Esto ​también ​lo ​favorece determinados ​visitantes ​internacionales, ​por ​ejemplo, ​los ​estudiantes que ​aprenden ​de ​nuestra ​cultura, ​de ​nuestra ​gastronomía, ​de ​nuestras ​costumbres, ​se ​impregnan ​de ​ello, ​y ​son ​corrientes ​de ​visitantes que ​favorecen​ ​la ​permeabilidad y ​la ​comunión ​entre ​el ​residente ​y ​el ​turista.

Precisamente, ¿considera que esa internacionalización de la provincia es una de las claves del éxito?

Es una de nuestras fortalezas porque nuestro ​turismo ​ha ​crecido ​así. ​Creo ​que ​el ​ser ​una ​provincia ​tan ​internacionalizada ​nos ​favorece ​mucho ​en ​este ​sentido. Nuestra ​clave ​de ​éxito ​es ​que el ​turismo ​ha ​crecido ​a ​partir ​de lo ​residencial. ​Además ​de ​ser ​una ​provincia ​turística, ​somos ​una ​provincia ​muy ​internacionalizada. Yo ​digo ​muchas ​veces ​que ​l’Alfàs ​del ​Pi ​no ​se ​puede ​entender ​sin ​Noruega, ​pero ​es ​que ​Noruega ​no ​puede ​entenderse ​sin ​​l’Alfàs ​del ​Pi. Y luego, por supuesto, ​la ​colonia ​de ​​británicos ​que nos ha hecho ​crecer ​y ​ha generado un flujo diario de aviones con un servicio casi regular. Se cambió el modelo, pasando de aviones exclusivamente vacacionales a una especie de autobuses aéreos con el Reino Unido. Hay cerca de ochenta ​mil ​​británicos ​empadronados ​en ​nuestra ​provincia, ​la ​colonia más ​numerosa, entonces esa ​internacionalización ​ha sido crucial en la convivencia entre el residente y el turista.

Otro de los retos ambiciosos es la desestacionalización de la oferta. Según los últimos datos ofrecidos por el Patronato los picos de la temporada alta y baja en la provincia se diluyen cada vez más. ¿De qué manera se trabaja para alcanzar ese objetivo en la provincia?

Si ​tienes ​clara ​la ​estrategia, ​las ​acciones ​vienen ​en ​cascada. ​​Nosotros ​aquí ​nos ​dedicamos ​a ​promoción, a través de nuestros canales, y ​a ​​más ​promoción, la que realizamos mediante subvenciones, ayudas, líneas de colaboración, certámenes… ​Esto ​significa ​que ​cuando ​tú ​cierras ​pactos ​​con ​instituciones u operadores extranjeros ​o ​​acudes ​como ​Patronato a ​ferias o ​congresos ​lo ​haces ​de ​acuerdo ​a ​esos ​objetivos de ​desestacionalizar ​y ​vertebrar. Dejas ​de ​ir ​con ​un ​planteamiento generalista y te centras en certámenes turísticos específicos de producto para ​diversificar y abrir ​el ​abanico. ​​Eso ​al ​final ​​​se ​traduce ​en ​acciones ​muy ​concretas, como la presentación de la nueva ruta con Roma con ​agentes ​italianos, la presencia en salones de cicloturismo o la promoción de avistamientos de aves. ​Es ​verdad ​que ​FITUR ​es ​el ​gran ​escaparate, pero el ​propio ​FITUR ​ha ​virado ​también ​a ​líneas ​concretas. ​Esta ​segmentación, o incluso ​hipersegmentación, es fundamental para aumentar el valor del destino y ofrecer experiencias que demanda el turista.

¿Se trata de una forma de marcar la diferencia del destino y posicionarse en otros mercados?

Completamente. ​​Esta ​forma ​de ​pensar y ​esta nueva ​forma ​de afrontar el futuro te hace ​brillar ​competitivamente ​donde ​otros ​destinos ​no ​están. ​Si al final ​vamos ​todos ​​a ​los ​mismos ​certámenes, ​a ​hablar ​todos ​de ​lo ​mismo, ​​pues ​esto ​ya ​tiene ​su ​recorrido muy marcado con Fitur, ITB, y World ​Travel ​Market. Pero ​luego ​hay ​un ​montón ​de ​citas ​y ​actividades ​que ​pueden ​ser ​mucho ​más ​concretas ​en ​términos ​de ​producto ​y ​en ​términos ​de ​experiencia ​para ​el ​cliente que pueden ser todavía más interesantes. La clave es ser proactivos, por eso nosotros no nos centramos tanto en las bases de datos de rutas aéreas, por por poner un ejemplo, sino en la de los aviones que ​tienen ​comprados ​las ​compañías ​y ​tienen ​aparcados ​en ​el ​aeropuerto. ​Y ​a ​partir ​de ​ahí hacemos ​una ​proyección ​a ​año ​vista, porque si se trabaja de esta manera no estás esperando de manera reactiva a que te inviten a una feria sino que somos nosotros los que planteamos una acción con seis o siete meses de antelación.

Ha ​hablado ​de la Costa ​Blanca ​como ​un ​gran ​tren ​con ​diferentes ​vagones, ​donde ​el ​que ​más ​empuja ​es ​el ​de ​Sol ​y ​Playa, ​pero ¿cómo se vertebra en la oferta provincial también el turismo de interior?

​Yo ​destacaría ​dos. Una ​tiene ​que ​ver ​con ​la ​parte ​privada, y en este caso lo que hay ​que ​hacer es incentivar ​esta ​actividad y ​siendo ​muy ​permeables ​a ​los ​proyectos, ​intentando ​dar ​apoyo, ​favorecer ​a ​que ​haya ​inversión privada. ​Sin embargo, gran parte de ​la ​responsabilidad ​la ​ha ​tenido el ​sector ​privado ​que ​se ​ha ​profesionalizado ​mucho ​en ​el ​interior. ​Es ​algo ​que ​ya ​venía ​ocurriendo ​desde ​hace ​mucho ​tiempo ​en ​áreas ​costeras, ​pero ​creo ​que ​muchos ​proyectos ​de ​municipios ​no ​costeros ​que ​ya ​son ​emblema por alojamientos y propuestas con un ​concepto ​muy ​claro, ​en ​tendencia ​actual ​y ​​revolucionario ​​que ​ponen ​valor ​el ​interior. ​Y, luego, por otro lado está el trabajo del Patronato, desde el que intentamos que las iniciativas de interior no queden ​exclusivamente ​en ​el ​consumo ​interno ​del ​municipio. ​Las ​fiestas ​y ​la ​gastronomía ​son ​dos grandes ​productos dinamizadores ​del ​interior.

Por tanto, ¿qué medidas se llevan a cabo para promover los espacios no costeros de la provincia?

​Nuestra principal misión en ayudar a que los proyectos en municipios ​pequeños de interior tengan un carácter ​supramunicipal. ​Creo ​que ​el ​gran ​exponente ​quizás ​lo ​tenemos ​en ​Cocentaina con ​la ​Fira ​de Tots Sants. ​No ​tiene ​que ​haber una feria de estas características en todos los municipios, pero sí seguir esta estela como referente y fomentar la actividad ​cultural, gastronómica… En definitiva, que sucedan cosas​. Y nosotros tratamos de ​ayudar con ​subvenciones, apoyo económico, institucional ​y promocional y ​también ​acompañarlos ​muchas ​veces. Me viene a la cabeza el caso de Lorca, un municipio muy pequeño pero con una gran iniciativa para promover eventos como el orgullo. Este tipo de actividades no tienen por qué suceder solo en las grandes urbes y puede llegar a marcarte la diferencia en dos semanas en las que dinamizar la economía local fuera de temporada.

Una de las premisas del presidente Toni Pérez y del Patronato Costa Blanca es el de convertir a Alicante en un destino inteligente. ¿Qué proyectos se están llevando a cabo en este sentido?

Las ​decisiones se deben tomar respecto ​al ​dato y ​no ​respecto ​a ​la ​intuición, aunque ésta en un momento dado te puede salvar de muchas cosas. Sin embargo, ​hoy en día ​hay ​tecnologías ​que ​nos ​permiten ​tomar ​decisiones ​casi ​en ​tiempo ​real. ​Todo ​lo ​que ​sea ​apoyar ​a ​que ​esa ​cultura ​del ​dato ​y ​​de ​la ​toma ​de ​decisiones ​en ​​materia ​​de ​gobernanza, en ​general, y ​​de ​política ​turística, ​en ​particular, ​​es ​lo ​que ​intentamos ​incentivar ​a ​través ​de ​los ​planes, ​proyectos y ​acciones ​que llevábamos a cabo. Hacer de la provincia de Alicante un ​destino ​turístico ​inteligente ​significa ​enlazar la inteligencia natural y la materia gris de la que disponen nuestros empresarios y nuestros gestores con herramientas como la inteligencia artificial, con una función principalmente municipalista, para formarse en ​materia ​de bases ​de ​datos ​de ​conectividad ​aérea, ​de perfiles ​de ​demanda, ​de ​fuentes… El Patronato tiene una gran capacidad de convocatoria y mantenemos una línea directa con municipios ​o ​asociaciones, por lo que aquellos proyectos que tienen que ver con la digitalización o la sostenibilidad son a los que les damos una mayor prioridad frente a otros.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

dos × dos =